Photography

Juana Martinez de Lopez

June 15, 1940 ~ October 13, 2020 (age 80)

Tribute

NARRACION SOBRE LA VIDA Y MINISTERIO DE NUESTRA MADRE
JUANA MARTINEZ DE LOPEZ

Nació en una población de Doctor Arroyo, Nuevo León, México el 15 de Junio de 1940.
Tuvo una infancia feliz mientras vivió su padre, pero él murió cuando ella aún era niña. Después iniciaron las vicisitudes. De su primer matrimonio le nacieron tres varones y cuatro mujercitas: José Luis, Maria de Jesús, Guadalupe, J. Isabel, Salvador, Margarita y Adelita. Margarita murió de un año, José Luis antes de los cincuenta y seis.
Juanita desde niña tuvo el sentido de superación, de no quedarse estancada cuando hay que avanzar. Ella vio la vida como una escalera donde hay que ascender no importando cuanto esfuerzo se tuviera que hacer.
Recibió al Señor Jesucristo de una manera milagrosa. Alguien tocó a su puerta cuando pensaba hacer morir a su familia y después a ella también. Cuando abrió la puerta, era una Señora llamada Lucia, quien le dijo: "Cristo le ama". Esas palabras de fuego tocaron su ser. ¿Que alguien me ama…a…mi? ¿Que a alguien le importo?
Y así, un día del año 1967 a los pies del Señor Jesús llegó, allí entrego a sus hijos, marcando así el camino que ellos abrían de seguir.
Como de niña solo había estudiado los primeros grados de la escuela primaria, ya de adulta quiso su certificado obtener. También estudio la secundaria. A la preparatoria ingreso después, de enfermera se graduó.
Cuando el Instituto Bíblico "Monte Sinaí" abrió sus puertas, ella entró a estudiar. Una persona con aspiraciones así, es difícil que claudique. Se graduó del Instituto Bíblico en el año 1983.
En Julio de 1985 fue enviada a iniciar de cero una iglesia en cuidad Acuña, Coahuila, México. Dios allí hizo milagros en su vida y con su vida. El carácter de superación cubierto por la gracia de Dios le sirvió para enfrentar desafíos para consolidar esa obra que hoy permanece.
Juanita, ayudada por su hija Guadalupe Coronado, y después por su segundo esposo, el Hno. José López pusieron los cimientos, levantaron paredes y colocaron el techo del templo "Monte de los Olivos."
Grandes experiencias vivieron en ese lugar, frontera entre México y EEUU. Allí conocieron al Señor Jesucristo como su protector, proveedor, ayudador. El Señor se glorifico en sus vidas durante los ocho años y meses que duró su servicio en ese lugar.
Hoy aquí frente a su féretro recordamos a la Hna. Juanita como la intercesora también; se despertaba de madrugada a derramarse rogando por otros, por cuantos el Espíritu Santo ponía en su corazón. Ella para estos meses del año 2020 ya iba por terminar dos veces la lectura de su biblia, mujer entregada a su diaria devoción al Señor.
Durante su vida como oveja apoyó la obra Pastoral—En cuidad Acuña, en Díaz Ordaz, y estos dos últimos años en Las Vegas en Paz Sobre Israel, esta iglesia que hoy la honra.
Una vida de entrega así influenció a sus hijos a entregarse a Dios. Hoy tres de ellos con sus cónyuges son pastores de Iglesias de Ministerios Hebrón.
De su gran descendencia podemos contar 21 nietos, 36 bisnietos y 3 tataranietos.

HERMANA JUANA MARTINEZ DE LOPEZ
GRACIAS POR LA VIDA QUE ENTREGO A DIOS
GRACIAS POR SU GRAN EJEMPLO.
¡NUNCA LA OLVIDAREMOS!















Reseña del Ministerio Pastoral de la Hna. Juanita Martínez de López

Desde que la Hna. Juanita aceptó al Señor en su vida, le amo y confió en El. Tenia el deseo de servirlo, y con ese anhelo, cuando termino el instituto, ella le pregunto al Señor, ¿Me vas a enviar a alguna parte? Quiero servirte." Sus Pastores le llamaron un día diciéndole que habían estado orando y que Dios les mostró que ella era la indicada para liderar la obra en Acuña.
Fue entonces en el año 1985 que fue enviada a pastorear una pequeña congregación en Acuña; siendo la mayoría de estos asistentes niños y hermanos de otras iglesias. Los cultos se realizaban al aire libre, al frente de su casa teniendo un púlpito muy sencillo.
El Señor fue agregando poco a poco familias enteras, aunque al principio a veces estaba ella y algunos cuantos niños. La manifestación del Señor era palpable en su vida y en la congregación.
Aun al aire libre se realizaban escuelas bíblicas de vacaciones, era algo hermoso ver a los niños entusiasmados y el fruto de ello es que muchos de ellos en la actualidad sirven al Señor.
La congregación llego a tener un coro de 10-12 jóvenes, se realizaban campañas evangelísticas, se presentaban películas cristianas, y otras iglesias visitaban. De esa manera el Señor se movió en ese tiempo en la iglesia "Monte de los Olivos."
Como todo obrero que ama al Señor pero que también sufre penalidades por El, tuvo muchas luchas, pruebas, aflicciones, dolores, y lágrimas que han sido tomadas en cuenta por el Señor.
Pero ella estaba segura que el Señor la había mandado e iba en clamor al Señor quien le fortalecía y aun más al ver las almas rendidas a Él.
En cierto día llegó un misionero americano que fue como el cuervo que Dios envió a Elías. Llegó con una ofrenda enviada desde los Estados Unidos especialmente para la construcción del templo, pensamiento que El Señor ya había puesto en el corazón de la Hna. Juanita y por lo cual ella y la congregación habían estado orando.
La obra llego a tener entre 50-60 congregantes. Esto fue en los años 1987-1988, en estos años también se hizo el proyecto del templo. Gracias al Señor hasta este día este erigido el templo llevando el mismo nombre "Monte de los Olivos."
El Espíritu Santo se mostró maravillosamente en los servicios y se puede decir que fue un pequeño semillero que dio fruto en niños que ahora son hombres y mujeres que aman al Señor.
Atreves del ministerio de su sierva la Pastora Juanita Martínez, la gracia y misericordia del Señor se extendió hacia esa cuidad de Acuña Coahuila tan necesitada de Él.


Iglesia Cristiana "Monte de los Olivos" Cuidad Acuña, Coahuila, México
14 de octubre de 2020

Estamos agradecidos por vidas como la de la hermana Juanita que son un ejemplo. Porque siempre están buscando lo más importante; la aprobación del Señor, y complacerlo sólo a Él.
Gracias al Señor por la hermana Juanita, por darle un corazón despierto para ofrecerse voluntariamente cada día y edificar la morada del Señor.
Sacerdotes como ella se presentaban en el altar para traer ofrendas diariamente; de gratitud, de oración, de intercesión.
Obreros como ella, preparando a las generaciones que han de continuar la obra del Señor, contribuyen a edificar el Reino de Dios.
Ella sembró mucho, esperamos mucho fruto de toda su labor, "Los que sembraron con lágrimas con regocijo segarán." Otra guerrera sube a la presencia del Señor. Que sigamos sus pisadas, sobre todo, siendo intercesores como ella lo fue.
Gracias hermana Juanita por todo el amor que aquí nos dejó. Reciba gracias de su servidor, de mi familia, y de cada miembro de esta iglesia "Monte de los Olivos", de este lugar donde muchas veces derramo lágrimas, y por este clamor es que estamos aquí. Muchos la recuerdan en Granjas del Valle.

Pastor Javier Alberto González










EL PLAN QUE PREVALECIO
- ¡No! ¡No! ¡No! ¡Este no era mi plan para ella!
-Mi plan era acabar con su vida y la de sus hijos 50 años atrás. He sido estorbado, todo estaba listo ya para consumar mi plan de poner fin a su vida y a la de su descendencia—Tales son las palabras del enemigo de nuestras almas hoy.

En medio de una noche muy, muy oscura en la vida de nuestra abuelita, el enemigo le había hecho creer que lo mejor para ella y para su familia era acabar con sus vidas. Todo estaba casi listo para que ella cometiera asesinato y suicidio. Y cuando estaba a punto de consumarse el plan del enemigo, súbitamente el Salvador de nuestras almas dijo:
- ¡No! ¡No! ¡No! ¡Ese no es mi plan para ella! Yo he escogido darle mi vida, mi amor, mi perdón, mi gracia, mi misericordia, mi paz, mi gozo, mi bondad, mi favor. He escogido levantarla del pozo de la desesperación, del lodo en que están sus pies. Inesperada y milagrosamente su vida fue arrebatada de las llamas del fuego eterno. El amor inmensurable de Dios, su gracia inefable transformaron la vida de esta mujer. Nosotros, sus nietos, no estuviéramos hoy aquí, si no hubiera sido porque Dios decidió rescatar la vida de nuestra abuelita.
La recordamos como una mujer valiente. Ella le creyó a Dios y puso en El su confianza. Podemos decir hoy las palabras del Salmista: "Bienaventurada la mujer que puso en Jehová su confianza."
La descendencia de mi abuelita podemos recordarla al leer el Salmo 40 que dice: "Pacientemente espere a Jehová, y se inclinó hacia mí, y oyó mi clamor. Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso, puso mis pies sobre la peña, y enderezó mis pasos.

   








   CARTA ENVIADA POR UN AMIGO DE LA FAMILIA
14 DE OCTUBRE DE 2020
CONDOLENCIAS
Queridos hermanos Coronado, hoy me enteré de la partida a la presencia del Señor de su querida madre, nuestra bien amada hermana Juanita.
Fue una mujer que amó al Señor desde que El la salvó, le siguió fielmente sin dudar, y con firmeza guió a su familia en el mismo sentido. Tuve el privilegio de conocerla desde mi niñez. Su vida derramada en favor de otros es ejemplo digno de imitar. Todo esto que menciono, nadie me lo contó; yo lo vi, y doy testimonio de ello.
Nuestra hermana Juanita ya está gozando de la presencia eterna del Señor; aunque lloramos su partida, nuestro corazón mantiene firme la esperanza de un día volverla a ver.
Amados Hnos. Coronado sirvan estas líneas para darles un sincero abrazo, y manifestarles a ustedes nuestras mas sinceras condolencias, les animamos a seguir tan hermoso ejemplo.
Mary, Lupita, J. Isabel, Salvador, Adelita, les amamos y elevamos nuestra oración para que la fortaleza del Señor sea sobre ustedes.
Reciban un abrazo de amor fraternal no fingido.
Antonio Mendoza












FRASES MEMORABLES
Mi abuelita fue una gran mujer;
ella me acogió aún sin necesidad
de hacerlo. Todo lo que soy se lo
debo a ella.
Zeir Ramón

En la iglesia a donde asisto yo les digo a mis amigas que lo que hago; ya sea dirigir la alabanza en un servicio o predicar, me lo enseñó una santa mujer. Desde niña aprendí como cantar, como orar, como amar a Dios. Ella, la Hermana Juanita me lo enseñó. Fue mi segunda madre.
                        Nancy Garza
Al quedar huérfanos, desde muy pequeños, mi
mamá supo ser Madre y Padre para nosotros.
            Hijos de Juanita

¿Tú eres hijo de Juanita? Un vecino me preguntó, "Si le contesté yo."
- "Ante esa mujer me quito el sombrero"—dijo el vecino.
"Viendo cómo se entregaba por nosotros, la gente vecina la admiraba."

Oh, que mujer tan dulce en su trato.
Muy atenta, sonriente nos saludaba al pasar.
Como que siempre estaba alegre, decían:
La vamos a extrañar.
         Vecinos de su apartamento

                        

La hermana Juanita deja un legado de santidad y devoción a Dios. Que toda la familia Coronado pueda experimentar la paz y el consuelo del Señor.
         Pastor José Ordoñez

Lo de la muerte de tu madre
es triste para ustedes,
pero glorioso para ella.
El Pastor General
               
Oh, Señor, gracias por la vida de la hermana Juanita. Ella un día te entregó a sus hijos en el altar. Hoy nosotros somos bendecidos por esa acción.
                                 Sandra Portela   

Divinamente se diseñó un plan para mi mama;
que ella pasara sus últimos días de vida
en el hospital para encontrarse a solas
con Dios.
            Lupita Sánchez   

Tu mami fue una gran mujer, luchadora incansable. De la mano de Dios logró forjar una familia maravillosa unida por el Amor de Dios.

Mis respetos para tu mami a quien tengo en mi corazón como una mujer dulce y tierna.
                            Narcedalia Espronceda

To send flowers to the family or plant a tree in memory of Juana Martinez de Lopez, please visit our floral store.


Services

Viewing
Wednesday
October 21, 2020

10:00 AM to 11:00 AM
Bunkers Chapel
925 N Las Vegas Blvd
Las Vegas, NV 89101

Funeral Service
Wednesday
October 21, 2020

11:00 AM
Bunkers Chapel
925 N Las Vegas Blvd
Las Vegas, NV 89101

Burial
Wednesday
October 21, 2020

12:00 PM
Bunkers Woodlawn Cemetery
1500 N Las Vegas Blvd
Las Vegas, NV 89101

© 2020 Bunkers Mortuaries. All Rights Reserved. | Terms of Service | Privacy Policy